Relato porno: Sin mas me llevo a coger !!!

HOLA A TODOS, DESPUES DE HABER ESTADO ALEJADA DE ESTE RICO SITIO, REGRESO MAS CALIENTE QUE NUNCA Y LES CONTARÉ UNA RICA SESION DE SEXO QUE TUVE CON UN PRETENDIENTE QUE YO DESCONOCIA QUE TENIA.
ESA MAÑANA EN QUE SALI DE COMPRAS AL CENTRO DE LA CIUDAD, NOTE QUE DESDE UN AUTOMOVIL UN SEÑOR DE UNOS 40 AÑOS ME HACIA SEÑAS COMO SALUDANDOME, AL PRINCIPIO NO LE DI IMPORTANCIA, PUES PENSE QUE ERA UNO DE TANTOS QUE SOLO TE FLOREAN. PERO DESPUES DE CASI DOS HORAS, EL TIPO SEGUIA INSISTIENDO, EL SE ADELANTO, PARO SU AUTOMOVIL Y BAJO DE EL, SE DIRIGIO A MI Y ME DIJO HOLA, ESTAS MAS HERMOSA QUE NUNCA Y POR FIN ME DECIDI A CONOCERTE EN PERSONA. SU ACTITUD DE SEGURIDAD ME LLAMO LA ATENCION, ENTONCES LE SONREI, COMO SEÑA DE ACEPTACION. CAMINAMOS UN RATO Y EL NO DEJABA DE CHULEARME, YO SOLO LE AGRADECIA SUS PIROPOS, EN SU PLATICA ME DIJO QUE EL SE LLAMABA CARLOS Y QUE YO ME LLAMABA SILVIA QUE YA TENIA MUCHO TIEMPO QUE ME HABIA VISTO, INCLUSO QUE ESTUVO SIGUIENDOME Y HASTA SE ESTACIONABA CERCA DE MI CASA ESPERANDO ACERCARSEME, (CASI SABIA TODO DE MI) ME DIJO QUE SABIA QUE YO ERA CASADA Y QUE CASI SIEMPRE ESTABA SOLA, PERO QUE NO SE HABIA ANIMADO A HABLARME PARA NO PROVOCARME PROBLEMAS CON MI MARIDO, PERO QUE NUNCA PERDIO LA ESPERANZA DE ESTAR CONMIGO. QUE LE GUSTABA MUCHO Y QUE TAMBIEN DESEABA QUE TUVIERAMOS ALGO MAS QUE AMISTAD. SU SINCERIDAD Y SEGURIDAD EN SI MISMO, ME PROVOCO CIERTA EXITACION ¿A QUE MUJER NO LE GUSTA SENTIRSE ATRACTIVA? LE CONTESTE QUE NO ME HABIA DADO CUENTA DE SU PRESENCIA, PERO QUE ME RESULTABA AGRADABLE SABER QUE LE GUSTABA, ENTONCES EL ANIMADO POR MIS PALABRAS ME DIJO QUE ME INVITABA A SUBIR A SU AUTO PARA IRNOS A ALGUN LUGAR DONDE PLATICARAMOS MAS AGUSTO Y EN DONDE NADIE NOS VIERA Y ASI NO TUVIERA YO PROBLEMAS CON MI ESPOSO.
YO ACEPTE SU INVITACION, PENSANDO EN QUE ME LLEVARIA A ALGUN CAFE O RESTAURANT, SUBIMOS AL AUTO Y EL ME DIJO QUE ESTABA MUY EMOCIONADO, QUE NO TENIA MALAS INTENCIONES PARA CONMIGO, QUE LA PASARIAMOS MUY BIEN.
MIENTRAS EL MANEJABA, SEGUIA DICIENDOME QUE ESTABA MUY BIEN DE CUERPO, QUE EL TAMBIEN ERA CASADO Y QUE SUS RELACIONES CON SU ESPOSA SE HABIAN ENFRIADO Y QUE SU MUJER HABIA DEJADO DE TENER INTERES POR EL SEXO, Y YO LE PREGUNTABA EL POR QUE HABIA PASADO ESO, ASI SEGUIMOS PLATICANDO HASTA QUE VOLTEE MI VISTA HACIA EL FRENTE Y VI COMO ESTABAMOS ENTRANDO A UN MOTEL DE PASO, QUE DECIDIDO ERES LE DIJE, NI SIQUIERA ME PREGUNTASTE SI YO DESEABA VENIR AQUI, JAJAJA REI, ENTONCES EL ME DIJO QUE NO HARIAMOS NADA MALO Y NADA QUE YO NO QUISIERA.
Seguir Viendo…

Relato porno: “Cogiendo enfrente de su esposo” (fotos)

Hola mi relato empieza así: yo tengo 26 años, un día como los demás salí de mi casa y la verdad no me esperaba lo que iba a suceder. Salí con destino al centro a un local de mi tío, ps llegué y lo saludé y estuve un rato con el, cuándo como en 2 horas llego una pareja a ver a mi tío; como de unos 28 ella y el unos 47 años, platicaron de unos negocios, la muchacha no estaba mal aunque para que pudieran hablar mejor salí del local y me senté afuera en la pequeña recepción, mediaron como 15 minutos, en eso salió la muchacha, cuando estaba a punto de prender un cigarrillo se me acercó y ahí fue cuando la pude observar mejor; traía un vestido de esos que son como top y minifalda la cual me dejaba ver sus piernas au que no tenía grandes pechos los compensaba con unas nalgas bonitas, tez clara y una cara bonita, se me acercó y me dijo si le podía regalar un cigarro y no dude al dárselo, saque mi encendedor, se acerco para prenderlo y me echó el humo en una forma como si me diera un beso, la verdad en ese momento me quede atónito por lo que estaba pasando, así que le pregunté que si era su marido el señor que entro con mi tío y me respondo que si y de ahí partí para hacerle platica como si ya la hubiese conocido la empecé a tratar y después de un rato ya entrando mas, me dijo que el soldado de su marido ya no se levantaba ni aunque le tocara la trompeta y fue ahí cuando empecé tirarle el verbo para ver si la podía ver en algún otro momento y aun que ella entre sonrisas me decía que lo pensaría me dejo con la duda.
Para no hacerla larga 2 días pasaron y en la noche del sábado recibí un whasapp diciéndome que si me podía salir hacía un bar a las 11pm. Ya que estaba cerca del bar, le dije que si aunque pensé que tal vez no iría y bueno, en el bar no había mucha gente por lo cual se me hizo fácil localizarla entre la gente y fui hacía donde ella estaba, me le acerque por la parte de atrás y le tape los ojos aunque solo nos miramos una vez, se acordó de mi nombre y se dio la vuelta y medio un beso, nos reímos y aun que ella ya un poco chapeada por la pena lo pude entender.

Nos sentamos enseguida y pedimos un par de cervezas, cuando empezó la música con el reggaetón la saque a bailar y aunque empezamos a bailar algo separados comenzó a intensificarse en toques, la tome y le di la vuelta, ella se recargo en mi y comenzó a mover su culo y a restregarme las nalgas a mi paquete que ya la tenía parada, en cuanto la sintió ella me miraba como si me la estuviera cogiendo, yo la verdad se bailar y le hice unos movimientos de cintura lo cual se calentó tanto que se dio la vuelta y me dijo al oído “estoy lista, vamos a mi casa”

Seguir Viendo…

Relato porno: “Por fin me cogí a mi primo!!”

Hola a todos, soy fan de la pagina, me encanta leer los relatos, siempre había tenido la curiosidad de escribir uno y enviarlo, nunca me había animado hasta hoy , les voy a contar como después de muchos años por fin cogí con mi primo..
Bueno pues resulta que desde hace años mi primo y yo nos hemos sentido atraídos, cada que nos veíamos nos manoseabamos todo, claro, como casi siempre era cuando estaba toda la familia reunida nunca pasaba de simples fajes en donde el metía su mano en mi pantalón y me dedeaba tan sabroso que siempre terminaba por mojarme toda, yo en agradecimiento siempre le jalaba el pene hasta que se viniera, seguido nos escondíamos y me besaba las tetas (que por cierto las tengo grandes) pero de ahí no pasábamos hasta hoy.
La verdad es que hoy amanecí con unas ganas inmensas de sentir un pene dentro de mi, y pues cual fue mi sorpresa, justamente hoy vi a mi primo y pues como siempre empezamos a cachondearnos, estaban nuestras sobrinas pequeñas con nosotros, aunque eso no nos detuvo, según estábamos ayudándoles con la tarea, pero al mismo tiempo y sin que ellas se dieran cuenta el me estaba metiendo la mano en el pantalón, me dedeo tan rico que me moje de volada, así que me apuré a ayudar con la tarea para que las niñas se fueran, una vez solos nos lanzamos el uno al otro a besarnos y tocarnos, era tanta la calentura que teníamos, que luego luego me empezó a besar el cuello y luego bajo a mis tetas, me dio unas lamidas en los pezones que me los dejo muy duros, entonces ya no aguantamos mas que me bajó los pantalones y me metió el dedo otra vez mientras yo le desabrochaba el pantalón para sacarle el pene que por cierto lo tiene muy gordo como me gustan.
Sabíamos que no tendríamos mucho tiempo, así que rápido nos acostamos y abrí mis piernas ofreciéndole mi coñito peludito para que lo penetrara tan fuerte como pudiera, en cuanto abrí las piernas el se abalanzó sobre mi, ensartándome con tal fuerza que solté un quejido de dolor pero también de placer porque por fin después de muchos años tenia esa rica verga adentro de mi. Bueno el chiste es que como sabíamos que no teníamos mucho tiempo nos apresuramos a terminar, el me dio tales embestidas que terminó dentro de mi y que rico sentí tener su lechita en mi coñito, la verdad me quede con ganas de mas, ya que habíamos terminado y entro una de nuestras tias, ufff justo a tiempo..
Espero les haya gustado, tengo mas historias, dejen sus comentarios después les contare si seguimos cogiendo o solo fue cosa de una sola vez lo cual dudo después de probar esa riquísima verga.
Si alguien esta interesado en sexo sin compromiso solo dejen aquí sus comentarios J
BY: Adicta Sexual

ENVÍEN SUS RELATOS PORNO AL MAIL relatos@odiosas.com.mx TODOS LOS PUBLICAMOS !!!

Relato porno: “Mi cuñada, sus gloriosas tetas y yo”

Quiero compartir esto que me pasó porque nunca me hubiera imaginado que sucedería. No soy escritor, ni pretendo serlo, pero traté de ser lo más detallado posible, aunque por obvias razones me guardó el nombre de mi cuñada y el mío. La relación entre mi cuñada y yo siempre ha sido cordial y nunca, hasta ese día, alguno se le había insinuado al otro. Bueno, ahora sí, ahí les va:

Sucedió la noche del viernes 31 de octubre. Yo sabía que ese viernes mi mujer salía de viaje con su familia y que no regresarían hasta el domingo en la tarde, así que decidí salir con unos amigos a un antro en satélite. Lo interesante es que después de estar un rato en el antro me encontré a una de mis cuñadas, que no es que tenga cuerpo de súper modelo, pero es guapa y delgada, tiene 32 años y tez clara; 1.60 aprox., ojos miel, cabello castaño claro hasta los hombros, labios delgados, senos grandes, un culo pequeñito y redondo (siempre había fantaseado un poco con ella, pero hasta ahí, una fantasía nomás). El caso es que nos vimos y saludamos, “Hola, ¿Qué haces aquí?, ¿Con quién vienes?, bla, bla, bla… ok, al rato nos vemos, sale bye.” y luego cada uno a su rollo. Total que ya pasaban de las 2 y mis amigos decidieron terminar la peda en una casa, así antes de irnos pasé al baño y en el camino me encontré de nuevo a mi cuñada y me despedí; ella me dijo que también se quería ir ya, pero que tenía que esperar a una de sus amigas para que la llevara y bla, bla, bla. Al principio me dio un poco de hueva llevarla, pero pues como ya eran tarde me tomaba como 15 minutos ir a dejarla y regresar a terminar la peda, así que al salir del baño la busqué y le ofrecí llevarla a su casa (o sea, la de mi suegra) y aceptó. Le dije a mis amigos que los alcanzaba allá y nos subimos a mi carro: ella traía pantalones negros de vestir y pegaditos, blusa color hueso con escote en V para poner a soñar con sus enormes y redondas tetas a cualquiera; y chamarra y botas negras. En el auto hablábamos de cualquier cosa, pero constantemente volteaba mirarle el generoso escote y lo bien formadas de sus piernas. Hubo un momento en que me vio tratando de verle las tetas, pero no hizo, ni me dijo nada.

Cuando llegamos a su casa me dijo que me invitaría a pasar, pero que sabía que me esperaban. Me agradeció, se quitó el cinturón y se acercó para despedirse. No sé si fue por el alcohol, por la madrugada o el que me haya descubierto tratando de verle las tetas y no haya dicho ni hecho nada, pero nos dimos un beso, muy cerquita de la boca, en las comisuras, (fue espontáneo, como un escalofrío que te atraviesa todo el cuerpo y en menos de un segundo te sacude completo. Ella también lo sintió y yo lo supe) nos miramos rapidísimo y sin decirme más nada se giró para abrir la puerta, pero antes de que ella alcanzara la manija tomé su brazo para detenerla y girarla y quedamos de frente, muy cerquita uno del otro: puse mi mano izquierda en su mejilla, acariciando un poco su cuello y la besé y ella me dejo besarla. Después de uno o dos minutos mis manos ya recorrían su espalda y acariciaban su cuello; le rozaban las piernas y la tomaban de la cintura, y de pronto ella se detuvo, y nos miramos, y entonces me sepultó – ¡eres mi cuñado! – dijo, y se bajó del auto tan rápido ni cuenta me di. Después de reaccionar bajé para alcanzarla y disculparme, pero sobre todo, para convencerla de que no dijera nada, después de todo había sido yo el que la besó, pero ella ya hasta había cerrado la puerta de su casa.

Seguir Viendo…